Nuestra “pequeña” gran mirada

Nuestra “pequeña” gran mirada

El otro día leí una entrevista al escritor Javier Marías en la revista Jot down donde, entre otras cosas, le preguntaban como conseguía escribir cada semana su artículo en El País Semanal (lleva más de veinte años escribiendo una columna todos los domingos). Marías, explicaba que, siendo así, resulta obvio que hay muchos días en los que piensa que ha hablado ya de todo “lo habido y por haber”, pero como la realidad, realmente, es repetitiva, pues se repite, pero reinventando. Y entonces “probablemente no se repite ya tanto”. Pues esto me pasa a mí a veces cuando me siento a escribir intentando explicar algo diferente, que parezca un poquito “trascendental”, o que al menos logre transmitir algo. Pero también es lo que nos pasa muchas veces a lo largo de la vida: Cuando entramos “en la monotonía” y nos acaba pareciendo que, o bien nos repetimos, o bien la vida se está convirtiendo en un continuo ir y venir de días que difieren un poquito del anterior en alguna pequeña y estúpida cosa, pero en lo restante acaban siendo lo mismo. Y es aquí, donde toca, como si todos fuéramos columnistas: Repetirse, pero reinventándose. En un artículo de su espacio, Raquel González, marchadora internacional y bloggera en “Runnea” (lo cual también viene a ser una suerte de “columnista modernizado”) trataba no hace mucho este tema aludiendo a lo arriba mencionado: A cuando nos invade esa sensación de “necesito un cambio en mi vida”, “no puedo más con esta rutina” y planteaba una nueva perspectiva: Quizá el problema no sea lo que hacemos, sino la pérdida de motivación por...