La Mejor Medicina: El Ejercicio Físico.

La Mejor Medicina: El Ejercicio Físico.
Redes Sociales

Hoy no voy a hablar de competiciones, ni de calendarios de carreras, ni tan siquiera pondremos resultados de nuestros deportistas. Hoy quiero que toméis 5 minutos de vuestro tiempo y empecéis a abrir los ojos, y sobre todo la mente.

Cada vez estamos ante una sociedad más sedentaria, donde el estrés, la comida rápida, y las enfermedades están a la orden del día… y no nos damos cuenta de que tenemos la solución en nuestras manos!!!

Afortunadamente, cada vez hay más y más estudios que demuestran que la actividad física y el deporte SALVA VIDAS!!! El sedentarismo afecta a un 44% de los ciudadanos españoles. Según un estudio del IRCO cincuenta y dos mil personas mueren cada año debido a la inactividad física, es decir cada 10 minutos muere un español por causas relacionadas directamente con el sedentarismo. Una publicación en American Journal of Clinical Nutrition afirman que en Europa mata a 676.000 persona, el doble de victimas que la obesidad. 
Según naciones unidas la falta de actividad física causa el 25% de los casos de cáncer de mama y colorrectal, del 27% de los casos de diabetes y el 30% de las enfermedades del corazón. Ni más ni menos que un 13% de las muertes anuales se podrían evitar con ejercicio físico. Para que nos hagamos una mejor idea de la gravedad, el tabaquismo mata prácticamente a las mismas personas que la inactividad física. 

Muévete, Muévete, Muévete!!! El movimiento es vida!!! La American Cancer Society acaba de publicar las “recomendaciones de actividad física después de un diagnóstico de cáncer”:

10387460_1610973942455988_547258347963380445_n

Pero realmente aciertan con esos datos? La OMS recomienda la práctica de ejercicio físico moderado semanalmente un mínimo de 150 minutos, es decir con 3 días de salir a caminar 50´ serían suficientes. ¿No se habrá quedado un poco corto?
Nuestro genoma, nuestra especie, es exactamente idéntico a la de nuestros ancestros del paleolítico de hace 200.000años. Aunque nuestros genes sean los mismos nuestro estilo de vida y sobre todo, nuestra tasa de actividad física es muy diferente. Cada avance tecnológico, cada progreso de la ciencia nos ha ido acomodando, apoltronando en la ley del mínimo esfuerzo. Ya no tenemos que cazar para sobrevivir, tampoco correr para no ser cazados. Sin embargo nuestros genes no se han enterado del percal, ellos creen que si, necesitan y piden a gritos correr, saltar, trepar… y gastar grandes cantidades de energía, estamos diseñados para ello, pero sin embargo nos hemos sentado delante de un ordenador durante horas sin movernos, nos desplazamos con coches, subimos con ascensores hasta nuestras cómodas casas, y nos quedamos inmóviles, atontados en el sofá mientras vemos la tele o miramos las redes sociales con nuestro Smartphone o Tablet. Si, una vida muy guay, muy cómoda que mata lentamente a millones de personas en el mundo. Pero no te preocupes, sal a dar un paseo por el parque de 50 minutos lunes, miércoles y viernes ¡y tírate de nuevo al sofá! ¡estás salvado! La OMS dice que es suficiente.

Hasta el día de hoy se ha creído que la mala alimentación es la principal causa de las enfermedades del corazón y otras enfermedades degenerativas y por ello, las políticas de prevención existentes han estado focalizadas casi exclusivamente en promover hábitos alimenticios saludables, y aunque realmente son necesarias porque también es un factor de riesgo, tenemos que concienciarnos de que la actividad física es la solución más importante y la mejor arma para luchar contra la obesidad y las enfermedades degenerativas. La mala alimentación nos pone la soga en el cuello pero nuestro juez, el que decide condenarnos a muerte, es el sedentarismo, estamos ante la peor epidemia del siglo XXI y parece ser que como estamos muy cómodos preferimos mirar hacia otro lado. Afortunadamente hay estudiantes brillantes que han dado un paso al frente demostrando que el ejercicio físico intenso no solamente es beneficioso, sino que es la mejor medicina preventiva imprescindible para llevar una vida saludable.

Pero ahí no queda la cosa, hace un par de años, la revista científica Plos Medicine publicó que la práctica regular de actividad física moderada aumenta la esperanza en 4 años y medio. Pero vamos un paso más allá, ¿qué ocurriría si la actividad es “extrema”? ¿cuánto vivirían nuestros antepasados prehistóricos con nuestros avances científicos?. El investigador Fadi Charchar analizo el ADN de un grupo de ultrafondistas y llego a la conclusión que eran 16 años más jóvenes de lo que les correspondía con su edad. O sea, si eres corredor de larga distancia y tienes 45 años tienes una edad biológica de 29 años y puedes alargar tu esperanza de vida hasta más allá de los cien.

Si eres una persona sedentaria o poco aficionada al deporte, no pretendo que te conviertas en una atleta profesional, ni que cambies de hoy para mañana, solo que recapacites sobre tu salud y que mires más allá del hoy. Piénsalo, ya que en tus manos está empezar a mejorar tu estado de salud, o seguir deteriorándote hasta hundirte en la decadencia. Y no me vengas con la excusa mundial de que no tenemos tiempo, tu eres dueño de tu destino, y solo tu debes decidir si quieres invertirlo en algo muy importante.

Ojalá cuando acabes de leer esta entrada te decidas a dar el paso de empezar a practicar ejercicio, ya sea por tu cuenta, ya sea con tus amigos, con tu familia, o con la ayuda de un buen profesional que te guíe en tus primeros pasos. Si es así, habrán valido la pena estas palabras.

Biografia:

– American Cancer Society.

– Apadrinaunsedentario.com 


Redes Sociales

Enviar Comentario

Specify Twitter Consumer Key and Secret in Super Socializer > Social Login section in admin panel for Twitter Login to work

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resuelve: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.